¡Una nube! ¡Es una nube!

agn

Impresión artística de un núcleo activo de galaxia. Créditos: NASA / Goddard Space Flight Center

El blog de Jorge Lillo, “Eppur si muove”, vuelve a mostrarnos las maravillas de la ciencia en un nuevo artículo liderado por Mario Sanfrutos (del Centro de Astrobiología) y en el que participa Giovanni Miniutti (miembro de AstroMadrid). En esta ocasión nos hablan del estudio de la variabilidad de los rayos X, es decir, de cómo cambia con el tiempo la energía que nos llega de un núcleo de galaxia activo (AGN) llamado SWIFT J2127.4+5654. La conclusión fue que esta variabilidad se debe a un eclipse parcial de la fuente de rayos X provocado por una “nube” que se interpone en nuestra línea de visión. No se pierdan el artículo completo ni su reflexión final.

Artículo completo: “¡Una nube! ¡Es una nube!”

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *