Aprobada la misión PLATO de la Agencia Espacial Europea

Impresión artística del telescopio espacial PLATO de la ESA observando nuevos y exóticos mundos, un sistema planetario con planetas gigantes gaseosos y planetas similares a la Tierra – y varias estrellas distantes con planetas orbitando a su alrededor. Créditos: DLR (Susanne Pieth).

Impresión artística del telescopio espacial PLATO de la ESA observando nuevos y exóticos mundos, un sistema planetario con planetas gigantes gaseosos y planetas similares a la Tierra – y varias estrellas distantes con planetas orbitando a su alrededor. Créditos: DLR (Susanne Pieth).

España participa de manera significativa en la misión PLATO, aprobada hoy por la Agencia Espacial Europea (ESA) dentro de su programa científico Cosmic Vision. La gran precisión que alcanzará PLATO permitirá localizar y caracterizar cientos de planetas potencialmente habitables en las cercanías del Sistema Solar.

La misión PLATO (PLAnetary Transits and Oscillations of stars, Tránsitos planetarios y oscilaciones estelares) ha sido aprobada como la próxima misión de tamaño medio (M3) por el Comité del Programa Científico de la Agencia Espacial Europea (ESA). Esta decisión se ha tomado dentro del Programa Cosmic Vision, que define las prioridades científicas de la agencia para los próximos 20 años, tras un proceso de evaluación y selección que ha durado varios años y en cuya fase final ha competido con otras cuatro misiones1.

PLATO será la tercera misión de tamaño medio (con un coste para la ESA de no más de 600 millones de euros), tras la aprobación en 2011 de la misión Solar Orbiter, un telescopio espacial que estudiará el Sol y que se lanzará en el año 2017, y Euclid, que estudiará la energía oscura del Universo y se lanzará en el año 2020.

PLATO constituirá el siguiente paso en el estudio de planetas extrasolares tras la misión Kepler de la NASA, que estuvo operativa hasta mayo de 2013 y localizó 2.740 candidatos a exoplanetas. PLATO rastreará la mitad del cielo y observará aproximadamente un millón de estrellas. Al pasar un planeta por delante de su estrella se generan pequeñísimas disminuciones de la luz que nos llega (tránsito planetario), que podrán ser detectadas y analizadas por PLATO. Esta misión está optimizada para estudiar las estrellas más cercanas y brillantes, similares a nuestro Sol, y tendrá capacidad para detectar planetas parecidos a la Tierra que orbiten en la zona en la que pueden albergar agua líquida. Por lo tanto encontrará planetas con condiciones ambientales semejantes a las de la Tierra en los que potencialmente podría haberse desarrollado la vida. Continue reading