La misión PLATO, más cerca

Satélite PLATO. Créditos: Thales Alenia Space, ESA

Satélite PLATO. Créditos: Thales Alenia Space, ESA

PLATO permitirá localizar y caracterizar cientos de planetas potencialmente habitables

La misión PLATO (PLAnetary Transits and Oscillations of stars, Tránsitos planetarios y oscilaciones estelares), ha sido propuesta como misión M3 de la Agencia Espacial Europea (ESA). A falta de su aprobación oficial en una reunión que tendrá lugar en París durante el mes de febrero, PLATO se presenta como el siguiente paso tras la misión Kepler de la NASA, que estuvo operativa hasta mayo de 2013 y localizó 2.740 candidatos a exoplanetas.

Con PLATO podremos, no solo localizar, sino confirmar y caracterizar cientos de planetas rocosos en zonas de habitabilidad, además de miles de planetas gaseosos. Su sensibilidad permitirá que incluso puedan detectarse las lunas y anillos de estos exoplanetas. Gracias a la información acerca de la sismología de las estrellas anfitrionas PLATO permitirá también estimar la edad de cada sistema planetario. Este dato es relevante por el hecho de que, así, seremos capaces de identificar planetas en los que se haya podido desarrollar vida compleja.

El satélite estará formado por una plataforma con 34 telescopios y se espera que, si se confirma su aprobación, sea lanzado en el año 2024.

Investigadores de AstroMadrid, coordinados por J. M. Mas Hesse, participan con una importante contribución en el desarrollo de la instrumentación de la misión PLATO. En los trabajos de definición de la misión que se han llevado a cabo en los últimos seis años han participado también empresas asociadas a AstroMadrid, como LIDAX y Thales Alenia Espacio.

Más información:

PLATO en la página de la ESA
Noticia de la BBC: Plato planet-hunter in pole position

Sorpresa en la galaxia M82

Imagen de la galaxia M 82 (localizada a 12 millones de años luz sobre la constelación boreal de la Osa Mayor) con la supernova SN 2014J. La supernova, de tipo Ia, aparece señalada con dos líneas. Los datos para hacer esta imagen se consiguieron con la cámara ACAM del Telescopio William Herschel (ING, Observatorio del Roque de los Muchachos, isla de La Palma, España), que tiene un espejo primario de 4.2 metros de tamaño. Se usaron los filtros u (coloreado en azul oscuro, dos tomas de 300 segundos), g (en cían, 3 tomas de 100 segundos), i (en verde, tres tomas de 100 segundos) y r (en rojo, 3 tomas de 100 segundos). Los datos se consiguieron el 24 de enero hacia las 04:40 UT, excepto los datos en filtros r y u (25 de enero hacia las 06:00 UT). Además, se ha incluido una toma extra en el filtro Hα, también codificado en rojo, conseguida combinando 4 imágenes de 300 segundos. Los datos en Hα se obtuvieron el 26 de enero a las 06:30, terminando ya durante el crepúsculo. Créditos: Observadores: Manuel E. Moreno-Raya (CIEMAT, Spain) y Lluís Galbany (DAS / UC, Chile), Procesado de datos y composición en color: Ángel R. López-Sánchez (AAO / MQ, Australia), Astrónomo de soporte: Chris Benn (ING, Reino Unido), Operador del Telescopio: José Norberto González (ING, Reino Unido). Equipo de investigación: Manuel E. Moreno-Raya (CIEMAT, España), Mercedes Mollá (CIEMAT, España), Ángel R. López-Sánchez (AAO / MQ, Australia), Lluís Galbany (DAS / UC, Chile), Aurelio Carnero (ON, Brasil), Inma Domínguez (UGR, España) y Pepe Vílchez (CSIC / IAA, España).

Imagen de la galaxia M 82 (localizada a 12 millones de años luz sobre la constelación boreal de la Osa Mayor) con la supernova SN 2014J. La supernova, de tipo Ia, aparece señalada con dos líneas. Créditos al final de la noticia.

El martes 21 de enero el astrofísico inglés Steve Fossey impartía una clase práctica de observación astronómica a un grupo de estudiantes del University College de Londres (UCL). Como suele ser típico en la capital inglesa, el cielo se encontraba bastante encapotado pero, aun así, pudieron apuntar el telescopio automático de 35 cm del Observatorio de la Universidad de Londres a la famosa galaxia M 82. Mientras centraba el campo, Fossey observó que la galaxia tenía una estrella brillante que nunca antes se había observado. El análisis no mostraba duda: acababan de descubrir una supernova en la galaxia M 82.

Localizada a 12 millones de años luz de nosotros, sobre la constelación boreal de la Osa Mayor, la galaxia M 82 alberga un intenso brote de formación estelar. Como consecuencia de esta frenética actividad, M 82 posee unos chorros de gas caliente que se escapan de la galaxia. Por lo tanto, no es de extrañar que los estudiantes de Fossey (Ben Cooke, Tom Wright, Matthew Wilde y Guy Pollack) eligieran este objeto para su clase práctica de astronomía. Para confirmar que se trataba de un nuevo objeto utilizaron otro telescopio del observatorio. Como las nubes estaban cerrando el cielo, rápidamente tomaron unas pocas imágenes de esta supernova en varios filtros. Continue reading

El cielo que tú quieras

personal-space-logo¿Cómo era el cielo el día de tu nacimiento? ¿Qué cielo podía verse la noche en que os dísteis ese primer beso? ¿Y el día que cayó el muro de Berlín? ¿Cómo era el cielo que estaba sobre nuestras cabezas justo en esos momentos? “Personal Space” es una aplicación web libre desarrollada dentro del proyecto GLORIA por un equipo de astrónomos. Miembros de AstroMadrid participan en la red GLORIA (GLObal Robotic-telescopes Intelligent Array), la primera red de telecopios robóticos del mundo de acceso libre. Si deseas conocer qué cielo podía verse en una fecha y hora determinadas, accede a “Personal Space”.

Más información:

– Ver vídeo explicativo en YouTube;
– Manual para los usuarios de “Personal Space”;
Nota de prensa;
– Web personal-space.eu

Un mecanismo alternativo y eficiente para producir PAHs

Representación esquemática del proceso de formación para los PAH interestelares que se propone en el artículo.

Representación esquemática del proceso de formación para los PAH interestelares que se propone en el artículo.

Los PAHs son Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos (polycyclic aromatic hydrocarbons, PAHs), grandes moléculas basadas en el carbono que se originan por la acumulación de hidrocarburos más pequeños. En la Tierra podemos encontrarlos tanto en combustibles fósiles (petróleo, carbón) como en los productos de su combustión, y gracias a observaciones llevadas a cabo con telescopios en el infrarrojo medio, se ha podido constatar su presencia en el espacio interestelar.

Numerosas teorías previas que abordan la cuestión de su formación proponen un proceso químico en el que las pequeñas moléculas reaccionan para formar moléculas de mayor tamaño. Pero sus mecanismos de formación no explican por qué son tan abundantes y cómo pueden formarse en el entorno de las estrellas.

Combinando observaciones astronómicas y técnicas avanzadas de nanotecnología, varios investigadores, entre ellos algunos miembros de AstroMadrid, han propuesto un mecanismo alternativo y eficiente para producir PAHs a través de la interacción de hidrógeno atómico con granos de polvo formados por carburo de silicio (SiC), que son muy abundantes en el espacio.

El grupo de científicos está encabezado por investigadores del Centro de Astrobiología (CAB, CSIC-INTA) y del Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM, CSIC) y dirigido por J. Cernicharo y J. A. Martín-Gago.

Más información:
Nota de prensa del CAB: “Descubierto un proceso para formar moléculas en el espacio